2
Son incontables las historias, las épocas, las culturas y creencias que se desarrollaron en este lugar. Actualmente esta ciudad de Líbano cuenta con no más de 25.000 habitantes, pero es inmensamente rico en cultura, historias, templos y tradición: desde los fenicios y su culto al dios Baal, hasta la famosa colonia romana desde la época de Augusto.

Localizado a unos 87 kms de Beirut, Baalbeck es una ciudad que se sostiene del cultivo de viñas así como siembra y recolección de los árboles frutales. Nombrado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, éste tiene entre su región, uno de los yacimientos arqueológicos más importantes del cercano oriente. Aún se pueden encontrar maravillosos y antiguos templos que datan del siglo I - III d.C. Estos templos se dice, se erigieron en honor a la famosa y reconocida trinidad de Heliópolis: Júpiter, Mercurio y Venus. En ellas se desarrollan excavaciones que datan desde los años de 1900.

Bajo el templo de Júpiter, se encuentran vestigios sobre la antigüedad y origen de Baalbeck, y se remonta a la época en que los cananitas habitaron en estos lugares. Al menos dos asentamientos han dejado rastros de su existencia, logrando datarse según las excavaciones realizadas, en la edad antigua de bronce (2900- 2300 a.C) y la edad media de bronce (1900- 1600 a.C).

Baalbeck tiene como nombre su origen en Baal, que en su lengua nativa significa “Señor”, por lo que la traducción significa “Señor de Bekaa” según los estudiosos. En este lugar, se desarrolló mucha adoración y veneración a cultos sacros, y según la historia, hay reseñas que cuentan sobre sacrificios humanos y animales, prostitución sacra y hasta injertos entre familiares. Muy relacionado con rituales y ofrendas al dios Baal.

Cerca del siglo I, el historiador hebreo Flavio Josefo recoge datos sobre el paso de Alejandro Magno en Baalbeck, en su travesía hacia Damasco. Reconocida como la Época Helenística, Baalbeck, se dice que a partir de 198 a.C., la ciudad que en ese momento se encontraba bajo el dominio del Imperio Seleúcida, fue cambiada de nombre por “Heliópolis”, que significa “Ciudad del Sol”, y es posiblemente la fusión de identificaciones con el dios Baal y Ra, que es el dios egipcio del Sol, y Helios de la cosmovisión griega, aparentemente con el afán de unificar la cultura en su territorio. Luego de la conquista romana en el año 64 a.C., esta divinidad fue identificada como Júpiter, concibiendo la imagen de “Júpiter Heliopolitano”. Este estaba representado con rayos en las manos y junto a dos toros. Los toros fueron dioses asociados con Venus y Baco.

Luego de esto, han habido muchas otras construcciones y remodelaciones de templos y monumentos bajo otros líderes y mandos: se siguió la edificación del templo, sobre la plataforma helenística en distintas etapas, como el templo en honor a Júpiter, que data su finalización en el año 60 con el reinado de Nerón; bajo el dominio de Trajano, entre 98 y 117 d.C. se dio inicio al gran Patio; Posteriormente con Antonino Pio en los años 138- 161 se erige el templo Baco. Durante la dinastía de Los Severos, en el gobierno de Carcalla 211- 217 se completaron los trabajos al templo de Venus; el patio hexagonal del santuario fue construido por el emperador romano Filipo "el Árabe" en 244- 249

En los años siguientes se continuaron remodelaciones y nuevas construcciones con otros líderes y emperadores, hasta lo que conocemos entre las majestuosas ruinas que hay en la actualidad.

Lo más interesante y peculiar de estas estructuras, es que entre éstas se encuentran rocas talladas de casi 2.000 toneladas; si la grúa más poderosa en la actualidad apenas levanta 1.200 toneladas, la pregunta es: ¿Cómo movieron, tallaron y colocaron semejantes piedras en aquellas épocas rusticas? 

Este bello misterio se los dejamos en sus manos, animándoles como siempre a tomar sus botas de explorador y verlo por ustedes mismos. ¡Hasta la próxima entrega!

Kennet Falcón
http://www.misteriosarealidad.com

No olvide descargar Misteriosa Realidad desde Apple Store para iPhone, iPod y iPad
Misteriosa Realidad - Alex Méndez Romero

Publicar un comentario en la entrada

  1. Una buena pregunta,es más siempre me lo pregunto como es que lo hicieron?..
    Gran información y bien explicada,el discovery channel ha pasado a mejor vida con este gran blog!..
    Felicidades
    Un saludo en la distancia

    ResponderEliminar
  2. Genial amigo, mejor que de costumbre aún...Esta pregunta es muy interesante, tantas piedras enormes se movieron en la antiguedad....¿cómo lo hacían? hay un montón de explicaciones hipotéticas y ninguna certeza, creo que que tendré que calzarme yo misma mis botas de exploradora para averiguarlo jaja saludos Alex

    ResponderEliminar

 
Top