Tres historias de terror

COMPARTIR:

Una noche, como cualquier otra tres niños están sentados al calor de una fogata contando historias de terror, de esas que hacen que uno se le congele la sangre. Una noche de diversión pensaron ellos, el momento que trajeron la leña y empezaron a prender el fuego y armar las carpas para pasar en el bosque.

Una noche, como cualquier otra tres niños están sentados al calor de una fogata contando historias de terror, de esas que hacen que uno se le congele la sangre. Una noche de diversión pensaron ellos, el momento que trajeron la leña y empezaron a prender el fuego y armar las carpas para pasar en el bosque.

José es el primero que se anima a contar su cuento: Hace muchos años, en aquella época donde los piratas aún merodeaban los mares del sur, salió la embarcación del Capitán Jones para cometer sus fechorías. Estaba todo preparado, sabían que un enorme cargamento que venía del viejo continente traería joyas y alcohol. Él y sus piratas atravesaban el mar por una profunda neblina y se encontraron con un escena espeluznante. El barco ya había sido desmantelado, y se encontraba destrozado contra un peñasco y de los marineros solo se veían pequeños pedazos desperdigados por el barco. Jones a pesar de la escena decidió subir a la embarcación para llevarse lo que podría quedar; pero una voz, de esas que parecen que solo podrían salir de la garganta de un ángel empezó a cantar diciendo su nombre.

Esa voz salía de una hermosa mujer que se encontraba sentada en la popa, en menos de dos minutos el barco se encontraba lleno de piratas que intentaban saber quién era esa mujer y cómo había logrado sobrevivir, los piratas estaban encantados, tanto que no se dieron cuenta que cinco mujeres más se encontraban ahora en el barco y que acompañaban los cantos de la primera. Todos movían sus cabezas y cuerpos al ritmo de esas canciones. De repente esos hermosos ángeles cantarinos se convirtieron en espantosas criaturas y fueron mutilando a los piratas uno a uno, y su voz antes tan perfecta se fue convirtiendo en espeluznantes chillidos que hacían sangrar los oídos de los que aún seguían con vida.

¿Saben por qué cerraron el teatro del pueblo? pregunta Joaquín a sus dos amigos, los dos mueven la cabeza en forma de negación, sabiendo que era el principio de una nueva historia. Hace muchos años cuando se presentaba la obra "El Barbero de Sevilla" uno de los tramoyistas que estaba furioso con el director de la obra por no haberle hecho la audición para el papel principal decidió ahorcarse. Pero no se mató en su casa, ni en el ensayo general; sino que lo hizo el día del estreno de la ópera, ahí mismo en la mitad del segundo acto. Una silueta extraña empezó a pasearse por el escenario sin que los actores pudieran hacer nada, mientras con una hermosa voz cantaba, de repente desapareció y los actores aunque un poco consternados pudieron seguir con la función, hasta que un hombre atado por una soga cayó directamente al centro del escenario y murió ahí en el acto, colgado y en presencia de actores y público.

Desde ese día cada vez que se presentaba "El Barbero de Sevilla" se podía escuchar los cantos ahogados del tramoyista y luego ver su fantasma colgarse una y otra vez en la mitad del escenario. En un principio decidieron eliminar la obra y ver si así el fantasma dejaba de aparecer, y por un tiempo funcionó, pero luego en cada obra hacía su aparición aterrorizando a públicos y actores que finalmente decidieron no volver a actuar en el teatro del pueblo. Desde que lo cerraron si te acercas las noches más oscuras se puede escuchar al tramoyista representar la obra esperando un público que lo aplauda.

Llegó el turno de Juan para contar su historia, pero él simplemente había desaparecido. Sus amigos empezaron a llamarlo, pensando que era un broma y que pronto saldría y les diría que no necesitaba una historia para hacerlos asustar, así que esperaron. Pero Juan no apareció y desde ese día lo han buscado sin descanso, pero él jamás volvió. Ahora cuando los niños se reúnen en ese mismo bosque a contar historias, incluyen la de Juan y su misteriosa desaparición.

Verónica Terán
@VeronikTeranV

COMENTARIOS

BLOGGER: 4
Loading...
Nombre

¿Sabías que?,26,Audios,23,Ciencia y Tecnología,35,Cine Recomendado,95,Cuentos y Relatos,67,Leyendas,52,Lugares,119,Lugares y Leyendas,171,Mini tutoriales,3,Misterios,144,Posts con Video,45,Sabías que,16,Series de TV,21,Terror,30,Universo,23,
ltr
item
Misteriosa Realidad: Tres historias de terror
Tres historias de terror
Una noche, como cualquier otra tres niños están sentados al calor de una fogata contando historias de terror, de esas que hacen que uno se le congele la sangre. Una noche de diversión pensaron ellos, el momento que trajeron la leña y empezaron a prender el fuego y armar las carpas para pasar en el bosque.
http://1.bp.blogspot.com/-F2_3H5F-W3g/UoWkH4vH-QI/AAAAAAAACW4/t3cJGrU7gdc/s1600/tres-historias-de-terror.jpg
http://1.bp.blogspot.com/-F2_3H5F-W3g/UoWkH4vH-QI/AAAAAAAACW4/t3cJGrU7gdc/s72-c/tres-historias-de-terror.jpg
Misteriosa Realidad
http://www.misteriosarealidad.com/2013/11/tres-historias-de-terror.html
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/2013/11/tres-historias-de-terror.html
true
6494325571259463453
UTF-8
Mostrar todos los Artículos No hay resultados VER TODO Leer Más Responder Cancelar Responder Eliminar Por Home PÁGINAS ARTÍCULOS Mostrar Todo TE PUEDE INTERESAR CATEGORÍA ARCHIVO SEARCH TODOS LOS ARTÍCULOS No hay resultados que mostrar Atrás Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril May Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora 1 minuto atrás $$1$$ minutes ago 1 hora atrás $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago más de 5 semanas atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Compartir para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos se copiaron al portapapeles No se pueden copiar los códigos / textos, presiones [CTRL]+[C] (or CMD+C en Mac) para copiar