¿Son Extraterrestres o Demonios?

COMPARTIR:

Las “apariciones” de ovnis y supuestos extraterrestres no tendrían que tener origen, necesariamente, en otros planetas y rincones del universo y ni siquiera deberían ser cuerpos o formas permanentes de la materia.

En los años 50 del siglo pasado, la mayor parte de los ufólogos creía que las antiguas menciones de ángeles, dioses y demonios estaban asociadas a la teoría de un primer astronauta —o astronauta antiguo—. Esos encuentros pioneros entre hombres y deidades no eran sino las primeras marcas de encuentros precientíficos con seres de otros planetas.

Pero, poco a poco, ha ganado espacio la teoría contraria que postula que lo que investigan los ufólogos no son visitas de seres alienígenas, sino la prueba de que vivimos entre demonios, ángeles caídos y presencias divinas. 



¿Cuáles serían las diferencias entre ángeles (espíritus) y extraterrestres?

Mientras que los ángeles pueden adoptar una forma física, su naturaleza sigue siendo espiritual. Los extraterrestres no son espíritus, son seres biológicos.

Los ángeles y demonios —a diferencia de los alienígenas— no vienen de otro planeta, sino de otro mundo, dimensionalmente distinto, situado fuera de las reglas al uso del espacio-tiempo.

Los ángeles y demonios son inmortales, mientras que la condición biológica de los alienígenas les permite reproducirse, procrear.

Desde este punto de vista, los ángeles podrían ser tomados como “extraterrestres” pero solo en un sentido limitado, no en conexión con el sentido tradicional del término.

¿Qué dicen los defensores de la teoría de los ángeles caídos?

Quienes creen que no existen los alienígenas, sino los ángeles y demonios con “presencia terrestre” tienen sus argumentos para sostener sus hipótesis.

En primer lugar, aseguran que la naturaza prohibitiva y difícil del viaje espacial hace poco probable la visita de alienígenas a la Tierra.

Toman también los datos de los ufólogos y dicen que la capacidad de las supuestas naves extraterrestres para materializarse y desmaterializarse a voluntad junto con la constante violación de las leyes físicas son signos inequívocos de que se trata de seres divinos, y no seres biológicos.

John A. Keel y el cambio de paradigma

John Alva Keel (25 de marzo de 1930 - 3 de julio de 2009), fue, quizás, uno de los más destacados investigadores de los fenómenos paranormales en el mundo. Fue periodista y un influyente ufólogo cuyos libros son considerados de culto, sobre todo su polémico volumen The Mothman Prophecies (1975).

En 1967, Keel lanzó una polémica visión del asunto. En aquel año abandonó la tradicional hipótesis extraterrestre guiado, según confesó, por el resultado de sus propias investigaciones. En esas pesquisas, Keel detectó que, con frecuencia, se superponían los fenómenos psíquicos y los ovnis.

Keel supuso que una solución definitiva a las preguntas sobre los ovnis requería de un nuevo sistema de la física que implicara un conocimiento nuevo de la relación espacio-tiempo. Aseguraba que las “apariciones” de ovnis y supuestos extraterrestres no tendrían que tener origen, necesariamente, en otros planetas y rincones del universo y ni siquiera deberían ser cuerpos o formas permanentes de la materia. En resumen, Keel dio vuelta a la tortilla para decirnos que en realidad no hemos avistado ovnis o extraterrestres, sino otra cosa —más espiritual o no-física—, algo que “queremos ver” como visitas de seres de otros planetas.

No es una idea peregrina. El pensamiento de Keel evolucionó en el tiempo para llegar a sus polémicas conclusiones.

En la década de los sesenta del siglo pasado, Keel se contagió con la teoría de las visitas extraterrestres. Se recuerda que, durante los años 1964-1965 hubo una oleada de avistamientos de ovnis en los Estados Unidos. En aquel momento parecía más cercana que nunca la idea de que nos visitaban desde lejanos confines del universo. Para demostrarlo solo había que reunir todas las piezas, las pruebas.

Keel comenzó a investigar pero, como sucede a casi todos los ufólogos, mientras más casos y avistamientos documentaban eran más las interrogantes y menos las respuestas. Poco a poco los ovnis pasaron a ser, para Keel, solo una parte de un extenso mosaico de fenómenos diversos.

Lo juntó todo —y trató a la vez de clasificar y emparentar—: avistamientos de monstruos desconocidos por la zoología, apariciones vinculadas con el folclor regional y la religión, manifestaciones esotéricas, espiritismo, demonología… Por disímil que parezca, para Keel todo estaba relacionado, eran las piezas de un rompecabezas gigante y terrible.

En sus mejores libros, Keel intenta zafarse del lastre de más de décadas de ufología y ufólogos defensores a ultranza de la hipótesis de los extraterrestes y sus visitas a la Tierra.

Los trabajos de Keel, polémicos por su naturaleza, permiten vislumbrarlo todo desde un nuevo ángulo, y ese ángulo revela un vínculo muy estrecho entre las historias de platillos voladores y los relatos de la tradición folclórica universal.

Mientras que los ufólogos tradicionales tomaban de las mismas fuentes y llegaban a las mismas conclusiones, Keel trazó los bordes de una nueva frontera. En vez de ver visitantes de otros planetas “hasta en la sopa”, Keel hacía un alto en el camino y nos enseñaba algo que está demostrado en la historia humana: las creencias populares, las especulaciones más mundanas se basan casi siempre en prejuicios e interpretaciones erróneas y en la incapacidad de ver más allá de lo “visible”. Keel no era un “elucubrador” de raras teorías, sino que, en cambio, pedía una mejor mirada, más científica, si se quiere.

Pero, aún hoy, las hipótesis de Keel están en desventaja. Es más cómo pensar en ovnis que en demonios o para-realidad. Quizás la industria del cine nos ha influido demasiado y no queremos mezclar dos personajes-tipo que, en la realidad, estarían muy unidos: los ovnis y los fantasmas.

¿Ángeles, demonios, extraterrestres de carne y hueso? Hay teorías para todo y poco acuerdo general.

De modo que nos viene a la memoria una frase célebre del escritor C.S. Lewis: los hombres podemos cometer dos grandes errores, ignorar al diablo o exagerar en su creencia. Saque usted sus propias conclusiones.


No olvide descargar Misteriosa Realidad gratis desde Apple Store y Google Play

COMENTARIOS

Nombre

¿Sabías que?,28,Audios,23,Ciencia y Tecnología,37,Cine Recomendado,97,Cuentos y Relatos,67,Leyendas,52,Lugares,119,Lugares y Leyendas,171,Mini tutoriales,3,Misterios,150,Posts con Video,45,Sabías que,18,Series de TV,22,Terror,31,Universo,23,
ltr
item
Misteriosa Realidad: ¿Son Extraterrestres o Demonios?
¿Son Extraterrestres o Demonios?
Las “apariciones” de ovnis y supuestos extraterrestres no tendrían que tener origen, necesariamente, en otros planetas y rincones del universo y ni siquiera deberían ser cuerpos o formas permanentes de la materia.
https://3.bp.blogspot.com/-bqv987ftjKw/WnH3-W-cGVI/AAAAAAAAAvw/eJrqokrRpIUzQu-08-d8PHXNt7Gs6QKbACLcBGAs/s1600/extraterrestres%2Bo%2Bdemonios.jpg
https://3.bp.blogspot.com/-bqv987ftjKw/WnH3-W-cGVI/AAAAAAAAAvw/eJrqokrRpIUzQu-08-d8PHXNt7Gs6QKbACLcBGAs/s72-c/extraterrestres%2Bo%2Bdemonios.jpg
Misteriosa Realidad
http://www.misteriosarealidad.com/2018/01/son-extraterrestres-o-demonios.html
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/2018/01/son-extraterrestres-o-demonios.html
true
6494325571259463453
UTF-8
Mostrar todos los Artículos No hay resultados VER TODO Leer Más Responder Cancelar Responder Eliminar Por Home PÁGINAS ARTÍCULOS Mostrar Todo TE PUEDE INTERESAR CATEGORÍA ARCHIVO SEARCH TODOS LOS ARTÍCULOS No hay resultados que mostrar Atrás Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril May Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora 1 minuto atrás $$1$$ minutes ago 1 hora atrás $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago algún tiempo atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO PREMIUM ESTA BLOQUEADO PASO 1: Compartir. PASO 2: Click en el link que compartiste para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos se copiaron al portapapeles No se pueden copiar los códigos / textos, presiones [CTRL]+[C] (or CMD+C en Mac) para copiar