Sinfonías desesperadas para un regreso (Cuento de terror)

COMPARTIR:

Un cuento de romanticismo gótico ideal para una noche oscura en donde deseamos pasar una noche de miedo.

Una de tantas historias de terror, que gustará a muchos.

Aquellos largos, finísimos dedos blancos ya no bailoteaban alegres sobre las teclas de marfil. Hacía ya mucho, muchísimo tiempo que el joven había dejado de ejecutar maravillosos acordes que antes, cuando se hallaba en la cúspide de su vorágine musical, ascendían hacia las inmensidades del techo abovedado para estallar de pasión, desempolvando fantasmas que moraban en el campanario. Pero ya no, el joven ya no tenía inspiración alguna y todos los días, desde que Ella ya no está, se sienta sobre el piano de cola, negro como un cuervo que amenaza con tragarse poco a poco lo que de movimiento queda en sus dedos marchitos. Así, el joven paulatinamente había dejado de dedicarse a la música sublime porque sin Ella, la dueña de sus melodías, de cada partitura apasionada ¿Qué objeto tenía componer? Lo último que el joven había escrito, pálido y tembloroso, había sido un réquiem. ¡Cuán lejos estaba ese réquiem de las famosas sinfonías que el jovencito había escrito antaño, sinfonías llenas de apasionadas cadencias, hermosas corcheas que vibraban de éxtasis y endulzaban el oído pudoroso de una niña virginal! Ya no había ni música ni niña sino silencio y el vestido blanco de novia que no llegó a usar, humedeciéndose en un armario.

Antes de abandonarlo una noche con prisa y asustados como ratas, los sirvientes cuchicheaban por los pasillos… que el señorito caerá en la desesperación por la muerte de su prometida; que el señorito ya no toca el piano; que el señorito ha perdido su talento; que el señorito morirá de pena; que el señorito está enloqueciendo poco a poco pues ha mandado a descolgar todos los espejos, retratos y daguerrotipos; que el señorito se sienta al piano con la mirada perdida esperando no se sabe qué. Tal vez se ha formado un mundo de fantasía donde Ella no ha muerto y volverá con sus manitas enguantadas a acariciarle la mejilla con disimulo, si la dama de compañía se duerme y así tocarse suavemente, ansiosos de poder estar en una intimidad presurosa…

Y se quedó solo, esperando a que su Musa vuelva, con el cuerpo encorvado sobre el piano de ébano, repitiendo acordes, deslizando con melancolía dos, tres, diez dedos pálidos sobre las teclas, dedos acongojados que antes habían sido fuertes garras de un joven prodigio, fuertes manos que ansiaban abrazar el cuerpo de su esposa con total derecho, pero al final sólo abrazó un cadáver blanco que se le deslizaba por los brazos porque estaba liviana, tenía las venas vacías. La oscura enfermedad que empezó a rondar el pueblo como un pájaro nocturno le había dejado el cuerpo consumido, sin una sola gota de rojo en sus mejillas.

Otra vez, otra noche, otra muerte, piensa con indiferencia el joven, pues escucha un miserere que comienza a ser cantado por los pueblerinos mientras la tarde cae bruscamente en pinceladas color sepia. ¿Dónde están los candelabros elegantes de la familia? El señorito ya no los quiere pues sí quiere que la noche se adentre en su cuerpo. Debe dejar que la noche gane por fin sobre su cuerpo para volver a Ella.

La casona ya es una mancha negra alargada sobre la cima de la colina, mientras que las velas de la caravana mortuoria parecen luciérnagas que ondulan en fila hacia el cementerio. A partir de aquel fatídico día en que Ella se coronó Reina de la Noche, un nuevo cadáver amanece desmayado, absorbido por la negrura. ¡Qué tormento escuchar el canto de los pueblerinos ilusos que creen en el descanso eterno, los tontos que suplican por la paz de sus muertos!. Quizás si la llama con viejos acordes de amor, su memoria se despierte y Ella vuelva como antes. Quizás si hace un esfuerzo por recordar sus melodías de amor, Ella vuelva…

Do, re, mi, fa, fácilmente apreta ligerísimo pero con desesperanza…do, re, mi, misteriosamente algo allí se había movido, en la ventana, estaba seguro, pero podría ser algún pájaro… do, re, mi, sí, algo allí se había movido y ya estaba dentro de la casa, un frú frú de una tela; un roce de vestido; una seda fina color bordó apenas recortada en la penumbra gracias a la luz de las velas de los pueblerinos que se cuela por la ventana… do, re, recuerda el joven esa caricia en su delgada nuca, un roce de mariposa nocturna… y entonces en seguida una delicada manecita enguantada sobre la asustada mejilla del joven y después filosos colmillos femeninos de marfil como teclas de piano que brillan lujuriosos y que se clavan en el cuello y la sangre que brota a un ritmo doloroso pero placentero. Un do último resuena tan fuerte que los pueblerinos dejan de cantar y miran hacia la casa olvidada de los Pickerton donde la desgraciada enfermedad había comenzado. Seguramente el pianista enamorado se había suicidado por fin, harto de su soledad, cansado de ser el único sobreviviente de su apellido, consumido por el dolor de haber visto a su amada morir por “la enfermedad de los puntos blancos en el cuello”. Desde aquella noche, en la casona vuelve a resonar música apasionada y en el pueblo las caravanas mortuorias siguieron clamando por la salvación.

***

Desde Misteriosa Realidad, esperando que hayan disfrutado de este cuento entre las famosas historias de terror, hasta una próxima.

Agustina Colandrea
Twitter: @Sgtpeperina
Email: coquettemannequin@hotmail.com
http://www.misteriosarealidad.com/
Artículos relacionados:
La Piedra Maldita de Ninn (Cuento)
Imagen gracias a es.fotolia.com

COMENTARIOS

BLOGGER: 1
Loading...
Nombre

¿Sabías que?,24,Audios,23,Ciencia y Tecnología,33,Cine Recomendado,95,Cuentos y Relatos,67,Leyendas,52,Lugares,118,Lugares y Leyendas,170,Mini tutoriales,3,Misterios,133,Posts con Video,45,Sabías que,14,Series de TV,21,Terror,29,Universo,22,
ltr
item
Misteriosa Realidad: Sinfonías desesperadas para un regreso (Cuento de terror)
Sinfonías desesperadas para un regreso (Cuento de terror)
Un cuento de romanticismo gótico ideal para una noche oscura en donde deseamos pasar una noche de miedo.
http://2.bp.blogspot.com/-Pqyu7ohxCrg/UVHVstCPMzI/AAAAAAAAAEk/XwHsOazVQ7Y/s320/piano.jpg
http://2.bp.blogspot.com/-Pqyu7ohxCrg/UVHVstCPMzI/AAAAAAAAAEk/XwHsOazVQ7Y/s72-c/piano.jpg
Misteriosa Realidad
http://www.misteriosarealidad.com/2013/03/sinfonias-desesperadas-para-un-regreso.html
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/2013/03/sinfonias-desesperadas-para-un-regreso.html
true
6494325571259463453
UTF-8
Mostrar todos los Artículos No hay resultados VER TODO Leer Más Responder Cancelar Responder Eliminar Por Home PÁGINAS ARTÍCULOS Mostrar Todo TE PUEDE INTERESAR CATEGORÍA ARCHIVO SEARCH TODOS LOS ARTÍCULOS No hay resultados que mostrar Atrás Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril May Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora 1 minuto atrás $$1$$ minutes ago 1 hora atrás $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago más de 5 semanas atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Compartir para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos se copiaron al portapapeles No se pueden copiar los códigos / textos, presiones [CTRL]+[C] (or CMD+C en Mac) para copiar