“Subconsciente psicodelia” (Cuento de Misterio)

COMPARTIR:

Un cuento de misterio y persecución muy interesante. Recomendado leerlo!

A veces y no siempre. A veces, por suerte. A veces pero no pocas veces siento que ella sabe que si yo no estuviera en mi piel, respirando con mis pulmones y haciendo mi corazón latir, podría ella ocupar mi lugar por derecho. ¿Cuándo es que comencé a escuchar sus golpeteos en mi ventana, llamándome en noches de lluvia para que confundiera su llamado con las gotas que resuenan en el techo de zinc del porche de casa, cada vez que hay tormenta?

Y entonces se me eriza la piel con sólo pensar en aquella primera vez en que la oí con total claridad porque la lluvia había menguado y sin embargo yo seguía extrañamente oyendo un insistente compás casi hipnótico. Trataba ella de hipnotizarme, claro que sí, porque escuchando ese rítmico sonido de toques sobre el vidrio de mi ventana comencé a sentir los párpados pesados y a caer en una especie de estado mental confuso. Toda la habitación comenzó a tener una especie de tonalidad lechosa y las paredes ondulaban mientras las sábanas me comprimían el cuerpo de a poco, me sofocaban ligeramente. Una fuerza extraña, como una mano invisible que tomara mi cabeza y la obligara a torcer el cuello con violencia hizo que girara mi cabeza hacia la ventana donde los golpecitos hipnóticos seguían repitiéndose y entonces en ese momento caí en la cuenta que era ese sonido el que me había hecho entrar en ese sopor sofocante, en una fiebre confusa donde sentía haber tomado alguna bebida alucinógena, que me sacaba de mí misma y me devolvía a mi cuerpo rápidamente.  

Y allí la ví, allí estaba ella mirándome con unos filosos ojos verdes de serpiente, dos ranuras brillantes esmeraldas. Cuando cruzamos miradas, me sacó la lengua -amalgama entre bífida y humana- para burlarse de mi rostro adormecido, para reírse con ganas de lo estúpida que me veía, presa de su hipnosis con mi cuerpo exaltado y tembloroso, sofocado por las sábanas y estremecido por la experiencia metafísica que estaba experimentando. El peligro es este: teniendo total control sobre mis facultades, sus posibilidades de tomar posesión de mi identidad aumentan.

No sé después de cuánto tiempo ni porqué, pero las paredes dejaron de ondular y las sábanas dejaron de aprisionarme de a poco. Comencé a sentirme más despierta y la fiebre junto con los escalofríos fueron disminuyendo. Su imagen del otro lado de la ventana comenzó a desvanecerse, a volverse cada vez más borrosa y traslúcida, hasta que sólo quedó en la ventana el reflejo de mi propio rostro pálido y asustado, el reflejo de mis propios ojos color miel que miraban hacia afuera donde la tormenta ya se había calmado del todo, quedando unos pocos nubarrones grises que se movían hacia el sureste. No sabía si había sido producto de una pesadilla vívida o si había entrado en un intermedio estado, aquel en donde uno puede hallarse entre la vigilia y el sueño, donde uno puede mezclar realidad e ilusión. Así el cuerpo combina las dos instancias resultando una sensación de realidad fantasiosa, donde la mente fusiona sensaciones reales con las de ensueño.

Ha pasado tiempo desde que no ha vuelto a pasarme, pero en cada noche de tormenta temo que ella venga de nuevo para hipnotizarme y tratar de confundirme. Si logra que yo pierda por completo la cordura y comience a perderme sin escapatoria en la alucinógena situación en la que ella me sumerge, va a poder traspasar el vidrio. Si ella logra que yo pierda totalmente el poder sobre la realidad corpórea va a poder por fin lentamente envolverme con sus engaños, acercarse a mi cuerpo y sumergirse dentro de mí. Tengo tanto miedo cada vez que comienza a lloviznar y escucho un golpeteo en mi ventana...

Las primeras gotas están cayendo de forma intermitente, pesadas y con un ruido sordo caen y se aplastan contra el pasto fresco. La tormenta de verano anuncian una humedad que se siente en la piel y se pegotea en el cuello, pero yo no siento el placer de la refrescante lluvia veraniega, porque en cuanto comience a sentir la llovizna sobre el cristal mi corazón dará un vuelco, se paralizará de miedo al pensar que en realidad es ella la que hace ese ruido.

Si vuelve, se colocará detrás del vidrio de mi ventana para hallarse exactamente donde debería estar Mi reflejo. Así ella se divierte al asustarme, porque no sé si es la lluvia que golpea o ella que me llama; si es el reflejo de mi rostro o son sus ojos verdosos que me inducen a una hipnosis peligrosa. Pero es más que eso, porque sé muy bien que pretende confundirme cada vez un poco más para que me pierda en un laberinto de espejos de colores y cegándome con su hipnotismo psicodélico pueda entonces... ser mi yo. ¡Tengo tanto miedo de no poder encontrar esta vez una salida a su fiebre de arcoíris, a su ensoñación de luces de neón!

Me falta la respiración, comienzan mis ojos a ver ondulantes colores, la fiebre se apodera de mi garganta y no puedo gritar que allí está ella, mi exacta yo que sabe, que intuye, que trata cada vez de inducirme a un sueño más y más profundo de placer aterrador para que yo me pierda en el abismo multicolor de mi subconsciente para no volver jamás y así, así el intercambio se realizará. No tengo escapatoria, ya me encuentro en un éxtasis, siento mi personalidad estallar en un amarillo furioso y caigo en un agujero infinito...

Siento frío, muchísimo frío, porque la llovizna se hace cada vez más fuerte y empapa mi cuerpo desnudo. Estoy pálida, casi transparente, casi que puedo ver a través de mí. No existo ya, soy alguien sin fuerza corporal. Mis límites son borrosos. Apoyo mis dedos sobre el cristal de la ventana de mi habitación y no dejo huellas.

Pero si allí estoy, me veo a mí misma acostada mirando el techo. Me estoy viendo incorporarme de la cama y dirigirme hacia la ventana. Mis ojos son verdes, de un verde brillante y sarcástico, casi maligno. Me miro a mí muy atentamente y sonrío con todos los dientes, me hago una mueca burlona y cierro violentamente, de un golpe único y seco, la persiana.


Agustina Colandrea
Email: coquettemannequin@hotmail.com

COMENTARIOS

BLOGGER: 3
Loading...
Nombre

¿Sabías que?,26,Audios,23,Ciencia y Tecnología,36,Cine Recomendado,97,Cuentos y Relatos,67,Leyendas,52,Lugares,119,Lugares y Leyendas,171,Mini tutoriales,3,Misterios,144,Posts con Video,45,Sabías que,16,Series de TV,22,Terror,30,Universo,23,
ltr
item
Misteriosa Realidad: “Subconsciente psicodelia” (Cuento de Misterio)
“Subconsciente psicodelia” (Cuento de Misterio)
Un cuento de misterio y persecución muy interesante. Recomendado leerlo!
http://2.bp.blogspot.com/-nxtBjAQujcQ/UVyULeVZJDI/AAAAAAAAAQY/S3cVgmpufBI/s320/cuento-de-terror.jpg
http://2.bp.blogspot.com/-nxtBjAQujcQ/UVyULeVZJDI/AAAAAAAAAQY/S3cVgmpufBI/s72-c/cuento-de-terror.jpg
Misteriosa Realidad
http://www.misteriosarealidad.com/2013/04/subconsciente-psicodelia-cuento.html
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/
http://www.misteriosarealidad.com/2013/04/subconsciente-psicodelia-cuento.html
true
6494325571259463453
UTF-8
Mostrar todos los Artículos No hay resultados VER TODO Leer Más Responder Cancelar Responder Eliminar Por Home PÁGINAS ARTÍCULOS Mostrar Todo TE PUEDE INTERESAR CATEGORÍA ARCHIVO SEARCH TODOS LOS ARTÍCULOS No hay resultados que mostrar Atrás Home Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Dom Lun Mar Mie Jue Vie Sab Enero Febrero Marzo Abril May Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre Ene Feb Mar Abr May Jun Jul Ago Sep Oct Nov Dic justo ahora 1 minuto atrás $$1$$ minutes ago 1 hora atrás $$1$$ hours ago Ayer $$1$$ days ago $$1$$ weeks ago más de 5 semanas atrás Seguidores Seguir ESTE CONTENIDO ES PREMIUM Compartir para desbloquear Copiar todo el código Seleccionar todo el código Todos los códigos se copiaron al portapapeles No se pueden copiar los códigos / textos, presiones [CTRL]+[C] (or CMD+C en Mac) para copiar